¿ES POSIBLE LA FELICIDAD? 3

¿ES POSIBLE LA FELICIDAD? 3

Veíamos como el miedo es uno de los elementos que perjudican la plenitud, que limitan la felicidad. Cuantas más “ropajes” usemos por miedo ocultando nuestro verdadero ser, más dificultades encontramos para llegar a la felicidad.

Lo opuesto a miedo es el amor

Nuestra propuesta es que lo opuesto al amor es el miedo, no así el odio que es sólo una de las manifestaciones del miedo. Si hacemos más grande al amor el miedo se hará más pequeño y todas sus manifestaciones con él.

Salvamos de esta definición al miedo que nos cuida y avisa de que debemos prestar atención a determinadas circunstancias para seguir adelante en buenas condiciones, de él ya hemos hablado en nuestro anterior post.

EJERCICIOS BÁSICOS PARA PRACTICAR EL AMOR 

Y si me has seguido hasta aquí, para ti también tiene sentido esta propuesta: para ser feliz hay que practicar el amor, hacer ejercicios periódicos de amor.  Es una práctica totalmente gozosa, sin efectos secundarios, ni posibilidad de lesión y con garantía asegurada de éxito a poquito interés que se ponga en su hábito.

EJERCICIOS BÁSICOS:

Para comenzar tienes que hacerlo por ti misma. Practica y fortalece un amor genuino y auténtico, apasionado, libre y generoso por ti.

Vas a amarte como te gustaría que te amaran “Amarás al prójimo como a ti mismo” Marcos 12, 31, no podemos ir “al prójimo” si no nos aceramos al “mi mismo”

Una de las necesidades más fuertes del ser humano es el cuidado del otro, fortalecida de manera muy poderosa por la religión y la cultura, ya que protege de manera muy eficaz al grupo y a la especie.

De esta suerte juzgamos egoístas actos de cuidado de nuestra persona, pero ¿cómo pretendemos cuidar de los demás sino eres capazde hacerlo adecuadamente de ti?

1º) Ámate intensa y apasionadamente. Mímate.

Podrás actuar en diferentes momentos en función de tu disponibilidad y conciencia, aquí van algunas propuestas.

DIARIAMENTE

No hace falta que abunde en la ventaja de la practica diaria, te animo a lanzarte sin miedo al gozo de disfrutar de ti mismo.

Elimina de tu conversación interior cualquier tipo de mensaje o palabra limitante u ofensiva

Se acabó decirse “soy fea/gorda/inútil…” puedes reconocer que has hecho una idiotez (una cosa son los actos y otra nuestro ser). Puedes decir que “voy a mejorar mi imagen/perder kilos”

Hablaremos en futuros post de como utilizar el lenguaje para que sea posibilitador de realidad.

No te preocupes de caer en ese tipo de lenguaje, son muchos años utilizándolo, pero toma conciencia de ello e intenta evitarlo cada día un poco más.

Levántate dando gracias

Si estás en uno de esos momentos en los que crees que no tienes demasiadas cosas por las que hacerlo piensa: tienes un techo, abrigo, agua potable, comida, luz, respiras, acceso a la formación… ¿es poco?

¿Qué pierdes si lo haces? Si estás en un mal momento solo te pido paciencia, espera al menos 21 días de práctica diaria de agradecimiento al despertar.

Sonríe

Diariamente y ve ampliando el espectro de las personas a las que sonríes. Si tienes hijos a ellos sin parar. Pareja, padres, hermanos y amigos, a ellos sin dudar.

Si no te sale la sonrisa de manera natural con ellos, sientes que algo te lo impide, tenemos un área de trabajo importante. Las relaciones con los padres e hijos pueden ser complicadas, siendo un lugar en el que trabajar y desarrollar nuestro crecimiento personal y espiritual.

Si tampoco sale la sonrisa con pareja o amigos, debemos parar y pensar por qué mantenemos relaciones que no nos hacen sonreír, iniciar un proceso de coaching puede ser una acción efectiva para conseguir claridad.

SEMANALMENTE

Las propuestas que se recogen aquí exigen de un poco más de dedicación y gusto por el cuidado personal

Busca un momento a la semana para hacer cualquier cosa que te guste

Ir al cine, a dar vueltas por una librería, a pasear, al teatro, a un museo, exposición, carrera de coches…

Si puedes hacerlo en soledad, mejor que mejor, que sea un momento de celebración de ti contigo.

PERIÓDICAMENTE

Haz una carta a todas esas personas que de alguna manera te limitaron a lo largo de tu vida,

Por ejemplo “Querido profesor de dibujo, era Vd. cruel y un gracioso sin gracia, le divertía ponernos en evidencia, pero ahora veo que quien estaba en evidencia era Vd. con su bigotín y su gran complejo. Quizá no estaba dotada para el dibujo, pero adoro el arte y ahora sé que la creatividad nada tiene que ver con dibujar bien, Vd. también lo sabe ¿verdad? Veo su frustración que gestionó tan mal. Por cierto, no pudo conmigo. Fdo. Myriam”

 

Escríbete una carta como si fueras tú mejor amigo,

Deja a un lado la modestia y saca a la luz todas tus plumas de pavo real, lúcete, sólo lo vas a ver tú, no te cortes. No te puedes engañar a ti mismo, así que sabrás bien si lo que escribes es real, no lo hagas pequeñito no te quites importancia, ante la duda, hazlo grande.

Haz una lista, que puedas ir ampliando de todos tus logros

Sean conocidos o no, hayan tenido trascendencia o no, pero que para ti hayan sido muy significativos. Desde que te acompañara al cine el chico más guapo de la clase; al beso que te dio una de 3º; a hacer espeleología en 4º cuando eras incapaz de hacer una voltereta a derechas; a trabajar y estudiar; a conseguir una matrícula de honor en el último curso de la carrera; a conseguir poner de acuerdo al equipo de ventas; a dejar de fumar; esa promoción; ese juicio tan complicado que ganaste…

2) Toma conciencia de los momentos de evasión

La diferencia entre realizar una actividad que te guste y sea algo nutritivo para ti y una actividad de evasión pueden ser sutiles pero importantes, porque la consecuencia es muy diferente.

Los actos de evasión, van dirigidos a adormecer tu conciencia, a seguir donde estas sin que te guste estar. Es muy fácil identificarlo con las drogas y el alcohol, las compras o la comida…

Pero  también puede ser esa necesidad de tener el tiempo siempre ocupado, con amigos, familia; ir al cine, al teatro, a la montaña…

Puedes estar llenando la vida de actividades placenteras, que sin duda te gustan y son nutritivas pero cuya finalidad es alejarte de la realidad y de tus emociones … y de repente sientes un profundo pesar y no sabes por qué, no encuentras motivos “porque todo va bien”

En absoluto quiero decir que eliminéis de tu vida los momentos de evasión, únicamente que distingas y tomes conciencia de lo que está ocurriendo en realidad.

No hay juicio, únicamente toma de contacto con la auténtica motivación.

3) Abraza el silencio

No quiero hablar de meditación, ni de mindfulness, ni de kinin, ni de comer consciente, ni de retiros de silencio o espirituales…

No, sólo te propongo no poner música, la radio o la TV durante un tiempo y cuando comiences a sentirte incomodo sigas en él un poco más ¿Qué está ocurriendo? ¿Sientes inquietud? ¿Nerviosismo? ¿Cierto vértigo?…

Según Pascal “Todas las desdichas del hombre derivan del hecho de que no es capaz de estar sentado tranquilamente, solo, en una habitación” Si ya en el siglo XVII esta frase tenía sentido ¿cuánto lo tiene ahora?

Vamos a hacerlo fácil, en cualquier momento dentro de nuestros horarios

Cuando vas en coche, preparas el desayuno, en la ducha, almorzando…) obsérvate en esos momentos de manera sencilla.

Si te inquieta mucho, si necesitas ruido y la cháchara constante para acallar lo que está dentro de ti, piensa que nada hay que merezca ser apagado en tu interior. Acógelo y compártelo. Dejarlo oculto sólo lo hará más grande.

Como siempre os recomiendo el coaching,  Por confianza, confidencialidad, eficacia y resultados. Pero se puede trabajar en soledad, nada cae en saco roto.

Hace muchos años, comencé de una manera muy simple, hacer una sola cosa a la vez prestando toda mi atención mientras ordenaba la casa,

Como era una tarea que no me apetecía siempre quería finalizar rápido y realizaba un montón de tareas a la vez, mientras el sonido de la radio o la TV me acompañaban. Estaba agotada casi siempre y probé practicar esta atención plena doméstica, nada tenía que perder.

¿Habéis experimentado lo de salir de casa ya cansada?

Comprobé primero lo que tardaba con mi método multitarea y al día siguiente medí el tiempo haciendo una  sola cosa a la vez. Y lo hice por la mañana, antes de salir al trabajo.

¿Quieres conocer la respuesta? Pruébalo. Para mí pasó de ser un momento fastidioso a ser mi momento zen

En el siguiente post de Coaching para Mujeres ejercitaremos el amor en nuestras relaciones.

Myriam de la Cámara Romero

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies y parece que es para una mejor experiencia de usuario. Más info

Aceptanos